Cada vez son más los servicios disponibles a través de Internet que requieren del uso de cuentas de usuario y contraseñas. Desde suscripciones a servicios de streaming hasta plataformas de redes sociales, la información online se ha convertido en un elemento de comunicación imprescindible. Pero, a mayor número de interacciones de este tipo, mayor riesgo para el usuario. Soluciones como las conexiones VNP y los generadores de contraseñas seguras contribuyen a proteger estos datos y a garantizar su confidencialidad.

¿Cómo proteger tu seguridad online?

Malware, anuncios emergentes, rastreadores no autorizados… Cada vez que te conectas a Internet te expones a riesgos que, en mayor o menor medida, comprometen la confidencialidad de tu información personal.

El alcance de estas intromisiones no siempre resulta grave pero, teniendo en cuenta que cada vez utilizamos más Internet para la realización de trámites, compras y consultas, el nivel de exposición al riesgo es también mayor. En este contexto, mantener a salvo tus datos es un aspecto prioritario al navegar por la web.

Ente las diferentes opciones disponibles para proteger la confidencialidad de tu información, los generadores de contraseñas y la navegación VNP se presentan como dos de las alternativas más versátiles y eficientes. Te explicamos en qué consiste cada una de ellas para que aproveches al máximo todo su potencial.

Soluciones de navegación VNP

Un servicio de vpn es una solución para la transmisión de datos de forma anónima y segura. Estas siglas en inglés se refieren a un virtual private network, es decir, a una red privada virtual que se encarga de cifrar la información del usuario, proporcionándole una nueva identidad online que dificulta su seguimiento. Esto evita que terceras partes no autorizadas tengan acceso a su actividad online o a sus datos.

¿Cómo funciona este servicio? Las redes privadas virtuales actúan como intermediarios entre el usuario y el servidor al que quiere acceder (p. ej., la web de Facebook). La información viaja primero al proveedor de VNP y de ahí a la página de destino. Durante esta transferencia de información se aplican protocolos de codificación que transforman paquetes enteros de datos en un texto incomprensible, de tal manera que los ciberdelincuentes no puedan descifrar su contenido.

Las ventajas de la navegación VNP son evidentes:

  • Evita el riesgo de filtración de datos.
  • Enmascara la ubicación real del usuario, facilitando incluso la conexión a contenidos regionales desde diferentes localizaciones.
  • Oculta la actividad online (p. ej., limitando el acceso de rastreadores a su historial de búsquedas).
  • Incrementa la seguridad durante el uso de redes wifi públicas (p. ej., en cafeterías o aeropuertos).

En esencia, las VNP persiguen un triple objetivo: ocultar la dirección IP del usuario para que permanezca en el anonimato, cifrar la información para garantizar su confidencialidad y proteger las conexiones frente a accesos no autorizados.

Generadores de contraseñas

El acceso a un gran número de servicios online está asociado al empleo de nombres de usuario y passwords. Frente a esta avalancha de contraseñas, es habitual que el usuario caiga en el error de emplear contraseñas repetidas o fáciles de recordar que ponen el riesgo la confidencialidad de sus datos.

Un generador de contraseñas seguro es el complemento perfecto de un servicio de VNP que se puede utilizar en todos los navegadores y en cualquier dispositivo. Esta herramienta online multiplataforma es un modo eficaz y seguro de gestionar todas las contraseñas, blindando el acceso de tus cuentas online.

El funcionamiento de un generador de contraseñas es muy sencillo. El usuario establece unos requisitos y el programa genera contraseñas aleatorias ajustándose a esas directrices (mayúsculas, minúsculas, símbolos especiales, etc).

Las contraseñas generadas se almacenan en un lugar seguro al que solo tiene acceso el usuario a través de una única contraseña maestra. De este modo, el sistema puede emplear un cifrado más complejo sin que el usuario tenga que memorizar esas contraseñas o dejarlas apuntadas en lugares en los que pueden quedar demasiado expuestas.

La protección frente a hackeos y otros ataques informáticos está garantizada. Las contraseñas generadas por estos programas se pueden personalizar conforme a los parámetros indicados por el usuario. Entre estas características básicas de seguridad están:

  • Longitud adecuada (mínimo de 8-12 caracteres)
  • Combinación aleatoria de caracteres (números, letras y símbolos)
  • Contraseñas únicas para cada cuenta de usuario

Encriptar la información de los inicios de sesión a este nivel evita las brechas de seguridad en el uso de contraseñas, algo cada vez más frecuente en cualquier tipo de operación online. Las principales ventajas de emplear un generador de contraseñas son:

  • Facilidad de gestión de todas las contraseñas
  • Protocolos de cifrado y descifrado local (sin acceso de terceros)
  • Autorrelleno inteligente de credenciales
  • Actualización regular de las claves
  • Comprobación del nivel de seguridad de las contraseñas
  • Sincronización con aplicaciones móviles y los principales navegadores de Windows y MacOS

Autenticación de doble factor (2FA)

Una tercera herramienta interesante en términos de ciberseguridad son los autenticadores 2FA o autenticadores de doble factor. Son mecanismos diseñados para incrementar la protección durante los inicios de sesión. Como indica su nombre, solicitan una doble verificación de la identidad del usuario.

El sistema se basa en la generación de códigos temporales que la herramienta facilita al usuario en el momento en que este pretende acceder al servicio protegido (redes sociales, almacenamiento en la nube, cuenta de correo electrónico…). Los códigos se pueden enviar al correo electrónico, al teléfono móvil en forma de SMS o a través de una aplicación. Los sistemas 2FA más modernos admiten reconocimiento facial o dactilar y códigos QR.

La autenticación de doble factor añade una protección extra al uso de servicios online. El usuario debe acceder primero con su contraseña (primera capa de protección) y a continuación introducir el código de seguridad generado de forma aleatoria por el sistema para cada inicio de sesión (segunda verificación).

La combinación de navegación VPN, generadores de contraseñas y verificación 2FA aumenta exponencialmente la protección de los datos personales de los usuarios frente a ciberataques. En la actualidad, son los tres modos más eficientes de minimizar el riesgo de que se produzcan brechas de seguridad, robo de información y suplantación de identidad.